The room of our dreams – Art Project. Akwedum, Ghana.

ipp

En las últimas semanas hemos visitado un proyecto de educación para la infancia en Ghana, África, gracias a la organización Hola Ghana hemos llegado a un lugar que ha transformado nuestra mirada ante las desigualdades del mundo, aunque a pesar de esto, los niños no han olvidado como sonreír.

ipp

Antes de compartir lo que I Tant, desde su propuesta de Arte para la transformación social, ha llevado a un pequeño orfanato de 9 niños, quienes viven en un colegio donde asisten más de 220 niños y niñas de las diferentes aldeas de la región de Koforidua, Ghana, queremos dedicar un momento a cada uno de ellos y darles a conocer más que sus historias, lo que más nos ha impactado de compartir cada día sus sueños.

ipp

Vivimos con ellos, Grace y Gloria, dos hermanas que llegaron al orfanato a la edad de 3 años y hoy tienen 12, su corazón servicial y creativo nos llevó a llamar el proyecto, como ellas quisieron: The Dream Project. Kwasi, Stephen y Louis no pararon de jugar, pintar hasta sus camas y escapar de clase para ver como avanzaba lo que, nos compartieron, soñaban tener en su habitación. Phobe y Dede son las dos pequeñas expertas en asustar, bailar y hacer peinados mientras saltaban sobre nosotros. Sarah, la mayor, era impecable, inteligente y alegre. Nos regaló vestidos que no le sirven, porque aún es pequeña, para expresarnos su sentimiento de gratitud. Por ultimo, a Gideon, el más pequeño de la casa con tres años, no lo dejaban pintar sus hermanos mayores del orfanato, pero nosotros en secreto pintamos sus flores con forma de mango, y cada vez que pasaba por los pasillos recién pintados sólo repetía “don’t touch” y miraba con picardía y al final tocaba las paredes, así que sólo podíamos reír.

The Dream Project, Gloria sugirió, después de hacer un ejercicio de creatividad, donde los niños y las niñas nos compartieron sus ideas para transformar sus habitaciones.ipp

¿Por qué la habitación de sus sueños? Además de los proyectos que se vienen planeando y desarrollando en Akwedum, la construcción de un Hostal, un proyecto de agricultura, la cocina y los baños del colegio, entre otros, I Tant llegó a dar pinceladas de arte en un lugar donde los niños pasan gran parte de su tiempo y que es el escenario de sus sueños de cada mañana y de sus recuerdos del día en la noche.

Desorden, paredes sucias, muebles rotos y ropa por todo lado, fue el caos que nos encontramos, y para los niños no representaba mas que un lugar donde dormir. Así qué les preguntamos si les gustaría hacer algo con lo que sonrieran al despertar. Ante una  respuesta positiva comenzamos a imaginar dos murales en las habitaciones de las niñas y los niños, lugares limpios, mallas para que los mosquitos no entraran a picar en las noches y paredes limpias.

ipp

Con la imaginación de los niños, más colores, pinceles y la ayuda de dos voluntarias: Támara de UK, y Erika de Canadá, logramos en dos semanas dar color y transformar a través del arte, la idea de que pudieran dormir en un lugar donde el espacio sea construido y cuidado por ellos mismos, el espacio que ellos soñaron y en el que pudieron reconocer que trabajando y divirtiéndose se pudo hacer realidad The Dream Project.

Cada parte del mural es una parte de ellos, es parte de su imaginación, creatividad y sus manos en acción. Así mismo somos en la sociedad, cada pincelada que damos en el lugar donde estamos, la forma en que compartimos con los que pintan a nuestro lado y el cómo trabajamos y damos color para llevar nuestros sueños a la realidad refleja lo que queremos dar al mundo, que para Grace, Gloria, Phobe, Stephen, Dede, Louis, Gideon kwasi y Sarah no es más que su hogar en un rincón de Ghana.

 

 

 

ipp

ipp

Share this post :

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *